viernes, 22 de agosto de 2008

Segundo Encuentro de "Nacidos en la Tempestad"

Segundo Encuentro Nacional de Hijas e Hijos de Víctimas de la guerra sucia


CONVOCATORIA
En las décadas de los 60, 70 y parte de los 80 del siglo XX, un grupo de jóvenes emprendió una lucha armada encaminada a cambiar la realidad económica, política y social del país. Convencidos de que no había medio humano posible para lograr que el gobierno entablara un diálogo honesto y abierto con los sectores inconformes de la sociedad, estos jóvenes optaron por el único camino que les dejaba el régimen: la autodefensa. Con anterioridad, movimientos como el ferrocarrilero, el magisterial, el médico, el estudiantil y el campesino habían intentado promover cambios por la vía legal y pacífica, pero todos y cada uno de ellos se enfrentó a una represión desmesurada, que no respetaba la integridad ni la vida de quienes pretendían ejercer su derecho a disentir. Así es como, a lo largo y ancho de la república, miles de ciudadanos llegaron a la conclusión de que con el gobierno sólo era posible comunicarse con un lenguaje: el de la violencia.
El combate que el régimen emprendió contra estos luchadores sociales estuvo caracterizado por el ejercicio sistemático de la barbarie: miles de mexicanos fueron torturados, ejecutados sin juicio alguno o detenidos-desaparecidos. Con ello, las fuerzas represivas (cuerpos policíacos y militares) dejaron una estela de dolor, ausencia e impotencia entre los familiares de estos revolucionarios.
Hoy, pese al fomento a la impunidad que caracteriza al sistema jurídico mexicano, muchos familiares de aquellos que se atrevieron a pelear contra un régimen caduco, mantienen su demanda de justicia, esclarecimiento de la verdad, reparación integral del daño, castigo a los culpables y, sobre todo, la presentación de los desaparecidos. Es preciso insistir: no es posible una democracia con ciudadanos secuestrados por el Estado.

A partir de este sentido reclamo, en el 2005 surgió el colectivo “Nacidos en la Tempestad”, conformado por los hijos de aquellos que ofrendaron su valor, su dolor y su vida para conseguir un México más justo, humano e igualitario. Una de sus misiones es generar conciencia de que, sin el sacrificio desinteresado de toda una generación de revolucionarios, no sería posible siquiera el mínimo respiro de libertad política del que gozamos.

En el marco de sus actividades, la actual Asociación Civil “Nacidos en la Tempestad”, realizará la Primera Jornada Cultural en Memoria de los Detenidos-Desaparecidos políticos de México, del 28 al 31 de agosto de 2008, en el Foro Quetzalcóatl, de la Delegación Xochimilco. La jornada incluirá conferencias, mesas redondas, presentaciones de libros y proyecciones de películas y documentales con presencia de sus realizadores.

Uno de los eventos principales será el Segundo Encuentro Nacional de hijos e hijas de víctimas de la guerra sucia, que se articulará en torno a tres mesas: 1) Testimonios, 2) Memoria y 3) Justicia.
Se extiende la convocatoria bajo las siguientes bases:

1.- Podrán participar como ponentes todos los hijos de los revolucionarios detenidos-desaparecidos, ejecutados extrajudicialmente, torturados, encarcelados o perseguidos durante la llamada “Guerra Sucia”.
2.- El registro de los participantes estará abierto a partir del 1º de julio y hasta el 29 de agosto, en los teléfonos: Área Metropolitana: (01 55) 56 61 76 89, 56 60 34 53, 55 48 17 64 o a los celulares (045 55) 18 18 84 95, 25 60 19 96, 34 18 86 98. Puebla: Celular (045 22 ) 22 60 06 69. Guadalajara: (01 33) 36 75 26 83. Guerrero: (01 744) 45 10 242. Por correo electrónico se podrán inscribir en la dirección: nacidosenlatempestad@yahoo.com.mx, anotando su nombre, el estado de la república de donde provienen, su teléfono y el nombre(s) de su(s) progenitor(es).
3.- En el caso de aquellos participantes que no cuenten con recursos para su traslado, alimentación y hospedaje, deberán contactar al comité organizador, para que les ayude a solventar sus gastos.
4.- El público y la prensa tendrán libre acceso al evento.
Se aclara que este encuentro no tiene fines de lucro y no es promovido por ningún partido político.

Atte.
El Comité Organizador