domingo, 5 de abril de 2009

Carmen Ponce Custodio


Dedico esta breve semblanza a doña Sol Custodio, quien durante años se sentó en las bancas de los parques de Villahermosa con la esperanza de ver pasar a su hija, cuyo cuerpo nunca le fue entregado.

CARMEN PONCE CUSTODIO (A) SOL

Me llegó honda la tristeza, el llanto, pues

 allí  reconocí  a  la  hija de doña Dolor, y

no  me  pude consolar  pues ya  no existe

el   noble  corazón  donde   se  albergaba

el  anhelo de  la  esperanza, de  lo bueno,

                                                    de lo justo.

                                                                            Jesús Morales Bermúdez, Ceremonial

Nació en Tapijulapa, Tabasco el 5 de abril de 1950. Era hija de la señora Soledad Custodio y de Antonio Ponce, próspero comerciante del lugar. Desde que su familia se mudó a Sabanilla, Chis., realizó labores de asistencia social en comunidades choles de la región. Cursó la carrera de contaduría en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y se incorporó a una célula de estudiantes comunistas, encabezada por Rafael Vidal. En 1971 fue reclutada por las FLN y el mismo año pasó a la clandestinidad, siendo la primera guerrillera profesional de la organización. Para poder abandonar su casa y obtener una dote montó una boda falsa con Alfredo Zárate, aunque después contrajo matrimonio con él ante tribunal revolucionario. Por órdenes de la organización, estudió enfermería y electricidad y vivió en diferentes casas de seguridad.

La noche del 14 de febrero de 1974 se encontraba en la casa de Nepantla y fue una de las primeras en caer. Sus restos fueron sepultados clandestinamente en el Panteón Dolores y su familia nunca pudo recuperarlos.[1]


[1] En los últimos treinta años algunos medios locales de Tabasco han publicado notas en relación con Carmen, mismas que se caracterizan por sus alevosas imprecisiones. En una de ellas se refirió que había tenido un hijo (dato falso que generó gran desconsuelo a su familia por décadas) y en años recientes se le relacionó con la familia Mollinedo de Tabasco, uno de cuyos miembros, Nicolás Mollinedo, fue muy publicitado por su estrecha relación con el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador. Carmen tuvo amistad con dicha familia, pero jamás la involucró en sus actividades clandestinas, como lo insinuó dolosamente la prensa. David Romero Ceyde, “Investigan al padre de Nico”, La crónica de hoy, México, 19 de septiembre de 2005, versión electrónica.